• 925 25 2005
  • 925 21 3692
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Blog

Miopia

Miopia

La miopía es un defecto óptico que se da porque que los rayos de luz provenientes de un objeto se enfocan por delante de la retina, cuando en realidad deberían enfocarse por detrás. Esto da lugar a una imagen desenfocada y de superficie esférica.

El síntoma típico de la miopía es la visión borrosa de lejos y su incidencia varía según la población de referencia, pero en países desarrollados se estima que la miopía afecta al 20% de los jóvenes.

La prevalencia de la miopía aumenta en personas con estudios superiores, debido al efecto de la proximidad a los ojos causado por el trabajo de lectura intenso. También es más frecuente en personas de raza oriental. También existe una tendencia genética, si bien hay una gran heterogeneidad en los genes implicados.

Por tanto, no puede hablarse de la herencia de un solo gen (monogenética) sino de un origen multifactorial, con la influencia de varios factores adquiridos también importantes.

También la diabetes puede ser una enfermedad con tendencia a la miopía, debido al efecto osmótico del exceso de glucosa en el cristalino. Otros factores de riesgo para este error refractivo son los fármacos como los corticoides, sulfamidas, inhibidores de anhidrasa carbónica…

La corrección óptica con lentes divergentes o bicóncavas es el tratamiento principal y primero para la miopía. Es decir, el uso de unas gafas adecuadas y graduadas a las dioptrías que presente el paciente. Para ello, si una persona nota que padece visión borrosa de lejos, dificultad para distinguir cosas, personas, letras o números desde cierta distancia, debe acudir al médico oftalmólogo para que le realice una revisión de la vista.

Por otro lado, la cirugía refractiva corneal (LASIK) es actualmente un procedimiento seguro y de corrección de miopías de hasta 6 dioptrías, de hipermetropías de hasta 5 dioptrías y astigmatismos regulares bajos.

Así mismo, en los adultos mayores de 50 años con defectos refractivos elevados y presbicia, la implantación de lentes intraoculares es una opción, si bien los riesgos han de ser tenidos en cuenta.

La miopía degenerativa se asocia a licuefacción del vítreo, mayor riesgo de cataratas, desprendimiento de retina, glaucoma, neovascularización coroidea y maculopatía miópica atrófica. De hecho, este tipo de miopía es la causa del 5-10% de las cegueras en países desarrollados.


Donde estamos

Av Irlanda 17
45005 Toledo

925 25 2005
925 21 3692

Sociedades Médicas

Como llegar

Estamos a la entrada de Toledo, con fácil acceso y diversas opciones de aparcamiento gratuito en los alrededores del centro

© 2022 Instituto Oftalmológico de Toledo